domingo, 7 de octubre de 2012

Reconocimiento de la finca Laitán y testimonio sobre la desaparición de Carabajal


SORPRESA
Testigo aportó datos reveladores sobre Héctor Carabajal

El policía jubilado Dante Ramón Luna, quien declaró como testigo en la Megacausa, aportó nuevos datos sobre la desaparición de Héctor Carabajal, hecho que tomó por sorpresa a los presentes, principalmente al abogado de la Secretaría de Derechos Humanos, hijo de la víctima quien lleva su mismo nombre.
Si bien Luna había sido citado para declarar sobre el caso Abdala Auad, cuando fue interrogado por abogados de la querella acerca de si conocía datos de otras víctimas, sorprendió al afirmar que había visto cuando secuestraron a Rudy Miguel y a Héctor Carabajal.
Luna, quien desempeñaba tareas en el Comando Radioeléctrico, contó que vio “de lejos cuando vehículos de la Side lo subían a Rudy Miguel” y dijo que no actuó porque sabía que se trataba de automóviles de la fuerza de seguridad. Lo mismo sucedió con el caso de Carabajal, cuando fue interceptado en avenida Belgrano, entre Avellaneda y 9 de Julio, por personal del DIP. En ese sentido, pudo reconocer a Carlos Capella, como el conductor del Peugeot amarillo en el que lo llevaron.

RICARDO ABDALA AUAT.
El abogado de la querella, Ricardo Abdala Auat, e hijo del desaparecido Abdala Auat, expresó que “la inspección a la finca de Laitán fue muy movilizadora, porque según algún testimonio, mi padre permaneció en cautiverio en ese lugar”.
El letrado señaló que, de acuerdo con lo aportado por Zamudio, “escuchó a sus captores cuando contaban que en el mismo lugar estaba detenido mi papá”.
Finalmente Abdala Auat señaló que “está conforme con los avances que hubo en la investigación, la última audiencia fue muy positiva porque hubo testigos que brindaron mucha información”.

ROBERTO ZAMUDIO.
Al finalizar la audiencia de la Megacausa, los integrantes del Tribunal Oral Federal se trasladaron hasta una finca ubicada en la localidad La Dársena, departamento Banda, propiedad del imputado Francisco Laitán, en donde el testigo víctima Roberto Zamudio afirmó haber estado detenido.
Zamudio realizó el reconocimiento del inmueble argumentando que era “una cárcel clandestina. Consistía de dos habitaciones, una galería y una bomba manual al frente. Actualmente hay muchas cosas que no estaban cuando estuvimos detenidos”.
“Los apremios eran constantes, nos golpeaban, todo eso está en el expediente. Yo no pude ver nada porque estaba con los ojos vendados. Al único que reconocí fue a Díaz Cura”, narró, aludiendo a Roberto Díaz Cura, imputado en la Megacausa que se encuentra prófugo de la Justicia Federal. También relató que lo tuvieron cerca de 45 días en diferentes locaciones.
Reveló que en ese lugar también estuvo el desaparecido Zárate Maldonado.
Por su parte, la jueza Graciela Fernández Vecino en diálogo con la prensa, manifestó que el Tribunal evaluará el testimonio y el resultado de la inspección. Además, expresó que el testigo le comentó que estuvo en Catamarca, en un sitio donde operaba otra cárcel clandestina (en el dique de Collagasta), y que el tribunal todavía no evaluó si irá hacia ese lugar.
Desde la defensa de Francisco Laitán consideraron que no hubo “un reconocimiento explícito del lugar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada