jueves, 10 de mayo de 2012

Los nombres de jueces y militares

Habló un represor acusado en Santiago del Estero
El ex agente de policía Juan Bustamante acusó a ex militares y jueces de la última dictadura y reveló que el predio militar de Santo Domingo fue utilizado como centro clandestino de detención, en la tercera audiencia del juicio por delitos de lesa humanidad a 44 personas que se lleva adelante en los Tribunales de Santiago del Estero. Bustamante, uno de los 10 agentes de policía acusados que accedió a declarar, señaló que “el dueño de la vida y la muerte era el mayor Leopoldo Sánchez, el brazo ejecutor de Antonio Bussi”, que era jefe mayor del Ejército en Tucumán. En la misma causa, el tribunal ordenó el secuestro de un auto Ford Falcon verde que se habría utilizado para trasladar a detenidos durante la última dictadura y que estaba abandonado en un predio céntrico de la capital santiagueña.

Durante la declaración, Bustamante, quien durante la última dictadura realizaba informes de inteligencia de calle, reveló también otros nombres de militares y jueces de la última dictadura militar que a su criterio “hoy deberían estar en el banquillo de los acusados y no están”: “Sánchez dirigía los operativos, traía de Tucumán el listado de las personas que debían secuestrar y procedía a su traslado, juntamente con los entonces militares Llavier, Arce, Julián, Correa Aldana, Tomo y D’Amico”, añadió.

Asimismo indicó que los ex jueces Santiago Grand, Arturo Liendo Roca, Eduardo López (actual camarista federal), Santiago Olmedo (integró el tribunal en el caso María Soledad Morales, en Catamarca) y Lorna Hernández “tenían pleno conocimiento de lo que ocurría e incluso estaban en los interrogatorios de los detenidos”. 

El Falcon patente G 010.831, que el ex policía Juan Bustamante, uno de los 10 acusados por la desaparición de 44 personas, indicó como el vehículo que utilizaban las Fuerzas Armadas para secuestrar y trasladar a Tucumán a desaparecidos, antes y durante el golpe militar de 1976 se encontraba abandonado en un viejo galpón con techos de chapa de zinc, ubicado en la céntrica calle Perú 123, en la capital provincial.

La presidenta del máximo tribunal, Graciela Fernández Vecino, aceptó el pedido de las querellas, con adhesión de los abogados defensores de los represores imputados, de requerir informes para determinar la propiedad del rodado y el galpón del en el que se encontraba guardado.

Recientemente, el juez federal de Bahía Blanca Eduardo Tentoni secuestró 43 Ford Falcon y un Chevy (foto) que habrían sido utilizados durante la última dictadura militar para el secuestro de personas estaban en galpones de la Subjefatura Intendencia de la Base Naval Puerto Belgrano.


“Esta sala tendría que estar llena de imputados y únicamente estamos los que elaborábamos informes callejeros”, señaló.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada