viernes, 11 de mayo de 2012

Revelan que el predio militar de Santo Domingo fue utilizado como centro clandestino de detención

El ex agente de policía detalló que sabía que “camiones del Ejército llevaban bolsas de cal y tambores de gasoil” al predio y añadió “que en los dormitorios, los detenidos escribían sus nombres en las paredes”.
Revelan que el predio militar de Santo Domingo fue utilizado como centro clandestino de detencion
IMPUTADO. Bustamante está acusado por los delitos de "privación ilegítima de la libertad, torturas y tormentos".
ADEMAS
 Para Rodríguez, que Bustamante intente despegar a Azar Curi "desmerece su voluntad de declarar"

 "Aquí hay un pacto de silencio entre todos y la cabeza es Musa"
 "Creemos que tiene más información, esperemos que la aporte en el proceso"
En la tercera audiencia del juicio de la Megacausa por delitos de lesa humanidad a 44 personas que se lleva adelante en los Tribunales de Santiago del Estero, el ex agente de policía Juan Bustamante reveló que el predio militar de Santo Domingo fue utilizado como centro clandestino de detención. El ex miembro de la fuerza de seguridad local, fue el primero de los imputados en prestar declaración durante la tercera audiencia desarrollada en el auditorio del Palacio de Tribunales.

En su extensa declaración, Bustamante denunció que uno de los principales centros clandestinos de detención “funcionaba en la localidad de Santo Domingo”, el campo de adiestramiento militar abandonado distante a 25 kilómetros de la capital santiagueña.
Consultado sobre si conocía el destino que tuvieron los detenidos, el ex policía señaló que “los conscriptos de esa época nos comentaban que camiones del Ejército solían llevar bolsas de cal y tambores de gasoil; ustedes saquen sus propias conclusiones” y describió que “en los dormitorios, los detenidos escribían sus nombres en las paredes”.
El ex policía recordó que “el lugar también fue visitado por Bussi y Menéndez y allí deberían realizarse excavaciones y citar a soldados que estuvieron ahí a partir de 1976”.
Asimismo añadió que “dos veces al año, Bussi, Menéndez y Sánchez se reunían en el Batallón de Ingenieros de Combate 141 y se disputaban el poder ante el presidente (Jorge Rafael) Videla de acuerdo al que tenía la mayor cantidad de prisioneros”.

Brazo ejecutor
En otro tramo de su testimonio, que fue incorporado a la causa, Bustamante responsabilizó a militares del Ejército Argentino de ser el “brazo ejecutor” que tenía Domingo Bussi en Santiago del Estero.
Bustamente se dirigió a Héctor Carabajal, uno de los abogados querellantes e hijo de uno de los desaparecidos, al sostener que “si supiera de alguna pista se lo diría doctor, porque a mí me gustaría que todos tuviesen un lugar al que puedan visitar sus familiares”.
Por último Bustamante solicitó resguardo para su vida y la de sus familiares, debido que “a partir de hoy corren peligro”, a lo que el tribunal accedió.
Más declaraciones

El subjefe de la Dirección de Información Provincial de Santiago del Estero (DIP), Miguel Tomás Garbi, señaló “la policía estuvo subordinada al Ejército”.
Tras detallar algunos hechos policiales de la época que los relacionó a las diferencias entre Bussi y el gobierno de turno, Garbi acusó al Ejército de ser “los responsables de las desapariciones y secuestros ocurridos en Santiago”.

Por su parte, el oficial Ramiro López Velloso confirmó las declaraciones de Bustamante y Garbi y dijo que “en Santiago no hubo abortos ni niños desaparecidos, tampoco se removió las entrañas de los padres, hermanos e hijos de los desaparecidos”.
Los restantes imputados, Carlos Capella, Rolando Salvatierra, Eduardo Bautista Baudano y José Gregorio Brao, que llegaron a juicio gozando del beneficio de libertad, se negaron a prestar declaración. Idéntica actitud asumieron Musa Azar Curi, Francisco Antonio Laitán y Jorge D`Amico.

Las audiencias seguirán la próxima semana, para el martes a las 10 de la mañana, se esperan los testimonios de parte de los más de 200 testigos con que cuenta la causa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada