domingo, 3 de junio de 2012

El testimonio de Carmen Margarita Morales . “Estas escorias hoy tienen juicio digno”

"En el DIP sabían que torturaban y que había abusos sexuales por parte de Musa Azar, "Pirulo" Garbi y Ramiro López".

El testimonio de dos mujeres, una ex presa política y otra ex policía, complicó aún más a Musa Azar y Bustamante.
Carmen recibió contención y el aplauso de los presentes.
En el marco del juicio por delitos de lesa humanidad que se está llevando a cabo en nuestra provincia, ayer fue otro día de conmovedores relatos. En esta oportunidad le tocó el turno a Carmen Margarita Morales, quien reveló que fue detenida, secuestrada y trasladada a las oficinas de la DIP. Después de 36 años, reveló que sufrió diferentes clases de torturas, pero el momento más cruel que le quedó marcado para toda su vida fue cuando “Juan Bustamante apuntó con la pistola en la sien de mi bebé, que tenía un año y cinco meses de vida”.

En su declaración, la mujer identifico a sus torturadores: Musa Azar,Tomás Garbi, Ramiro López, Bustamante, Ponce y Brau. Cabe señalar que Morales cuando fue detenida también llevó a su hija a la DIP.

Llanto e impotencia
“El llanto de mi bebé y la impotencia de una madre en ese momento nunca la voy a poder superar, tampoco cuando nos tiraron en un calabozo, en la cárcel, repleto de ratas”, acotó.

Durante el juicio, la mujer giró su mirada hacia los acusados y les dijo: “Estas escorias hoy tienen un juicio digno que nosotros no tuvimos, pero hoy soy la voz de muchos desaparecidos”. Carmen también reveló que cuando fue subida a un avión para ser trasladada a la cárcel de Devoto estuvo con los ojos vendados y con sus pies alcanzó a tocar unos cuerpos.

“En realidad no sabemos si fueron arrojados durante el viaje, que duró varias horas”, añadió. Otro de los momentos emotivos que fue cuando la ex presa política contó que vio a Mario Giribaldi en pésimas condiciones. “Sin uñas en los pies y manos, sin cejas, sin cabello, se burlaban de él, estaba destrozado”, recordó Carmen y en ese momento Ana Giribaldi, que escuchaba el relato, rompió en llanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada