jueves, 14 de junio de 2012

Querellante pidió que se cite a declarar al ex capellán del Ejército.

El sacerdote Carlos Marozzi fue nombrado varias veces en los testimonios de aquellos que estuvieron detenidos.

Tras ser nombrado por varios de los testigos en la megacausa, el ex capellán del Ejército, Carlos Marozzi, sería citado a declarar en el juicio, por pedido del abogado querellante Héctor Carabajal,

“En el curso de las audiencias muchos de los testigos sobrevivientes, que pasaron por el Penal de Varones relataron las ‘particulares’ visitas que recibían del padre Marozzi”, señaló el letrado quien manifestó que por esa razón solicitó que sea citado para dar testimonio y “confirme esas declaraciones”.El letrado sostuvo que además espera poder “aclararle” algunas cuestiones al sacerdote.

“Él dice que éste es un ataque a toda la Iglesia Católica, yo quisiera decirle que eso no así, porque constantemente se ha rescatado las intervención de la hermana (Aldina) Bettoni, del padre Fils Pierre, es decir que no se está atacando a la Iglesia, sino que inclusive se destaca a aquellos que realmente obraron con fe cristiana”, sostuvo el letrado.

El abogado cree que el sacerdote puede aportar, en su calidad de expárroco del Ejército, datos sobre el movimiento de algunos de los imputados en la megacausa que hoy se está juzgando.

El sacerdote, fue mencionado por varios de los testigos. Algunas personas manifestaron que Marozzi, les “recomendaba” que les den a sus captores toda la información que puedan.

Además, los querellantes, y el Ministerio Público, apelarán a la memoria del religioso, para saber si recuerda a algunos de los jóvenes que estuvieron detenidos en el Penal y nunca más volvieron a aparecer.

DETENCIÓN
Una testigo aportó datos para vincular la represión en Santiago con centros clandestinos en Tucumán

Una de las cuestiones más complejas de probar en las causas por violaciones de los derechos humanos en nuestra provincia, es la relación entre los acusados de nuestra provincia y los militares tucumanos, comandados por el represor fallecido Antonio Bussi.

La testigo Ana María Figueroa, sufrió la desaparición de dos de sus hermanos y la detención y tortura de otro de ellos y dio uno de los detalles fundamentales para establecer la relación entre ambos aparatos represivos.

Su hermana Gloria, según contó, fue detenida en Tucumán, junto con su hermano Miguel, ambos continúan desaparecidos.

La hermana de la testigo, pese a haber sido detenida en Tucumán fue vista en la cárcel de mujeres, una de las guardacárceles, la identificó y le contó a Ana María que su hermana estaba ahí, junto a otra chica de Tucumán llamada Ana.

“Es uno de los tantos testimonios que obran en la causa, y muestra como detenidos en nuestra provincia eran trasladados a centros clandestinos en Tucumán y que detenidos en Tucumán eran trasladados a Santiago tal como pasó con Mario Giribaldi”, señaló el querellante Héctor Carabajal.

RODOLFO BIANCHI
Testigo declaró sin presencia de público ni de imputados
El ex preso político Rodolfo Eduardo Bianchi prestó declaración testimonial sin la presencia de imputados y público, ni de la prensa. La medida fue dispuesta por el Tribunal Oral Federal a pedido del testigo ofrecido por el fiscal federal general Gustavo Gimena.

El fiscal remarcó que el testigo confirmó lo dicho en instrucción y sindicó como los autores de su tortura a los ex policías Musa Azar Curi, Miguel Tomás Garbi y Ramiro López Veloso, en el DIP. Bianchi, fue detenido el 10 de junio de 1975, según la instrucción judicial, fue secuestrado de su céntrica casa por un grupo dirigido por Oscar Nis, alías “El Boxeador”.

De acuerdo con su relato en el expediente, fue víctima de golpes y de un simulacro de fusilamiento a orillas del río Dulce. Semanas más tarde fue trasladado al Penal de Varones y de allí a la cárcel de La Plata donde permaneció detenido hasta junio de 1982, en el que recuperó su libertad. FuentedeOrigen:ElLiberal
Fuente:Agndh Colectivo Ex P. Pol. Sobrev. Rosario

"Ahora se está viendo lo más oscuro, los abusos sexuales a seres indefensos"
Tal como lo adelantó EL LIBERAL, el fiscal Gustavo Gimena advirtió que las audiencias sacaron a la luz nuevos elementos incriminatorios sobre delitos sexuales y robo agravado para los diez acusados.
Ahora se esta viendo lo mas oscuro los abusos sexuales a seres indefensos
 "Surgieron elementos que agravaron la situación de los imputados", reflejó el fiscal Gustavo Gimena.

 Ex policía no declaró por estar imputado en el Grupo 4
Publicado el 13/06/2012 - El fiscal federal general, Gustavo Gimena, adelantó que en la última audiencia de junio pedirá al Tribunal Oral Federal que integran Graciela Fernández Vecino, Juan Carlos Reynaga y José Fabián Asís, que se agrave la imputación de muchos de los 10 acusados del juicio de la Megacausa, por delitos sexuales y robo agravado. El fiscal aludió a estos crímenes que fueron surgiendo durante los testimonios en las audiencias y que fueron revelados a la opinión pública en un informe de EL LIBERAL.
“Surgieron elementos que agravaron la situación de los imputados. Podemos separar en dos partes los nuevos elementos, uno que amerita una nueva investigación sobre hechos no traídos al juicio y los hechos traídos al juicio, pero donde faltan otros imputados. Otros elementos han servido para encontrar más calificado el delito, para agravar el delito, y que amerita una ampliación de imputación”, dijo.
Al respecto, Gimena manifestó que “tenemos el caso de delitos sexuales y el tema de robos que podemos imputar en estas audiencias, pero hay otros que amerita una nueva instrucción”.
Cristina Torres, titular de la Asociación por la Memoria, la Verdad y la Justicia, y ex presa política, que sufrió vejámenes cuando estuvo en el Departamento de Informaciones Policiales (DIP) abordó este tema: “Las audiencias van develando cuestiones que estaban un poco oscuras, como el papel del capellán del Ejército y el papel de los delitos contra la integridad sexual que han sido comunes y presentes a lo largo y ancho del país”.
“Lo que pasa -reflejó- es que ante la posibilidad de la pérdida de la propia vida, estos delitos quedaban en un segundo plano y lo que se buscaba era poner en evidencia la desaparición de personas, las gravísimas torturas y los asesinatos. Hoy estamos en otra etapa, podemos empezar a develar este proceso que estuvo oculto, y que con estos graves delitos había otros como corrupción, robo de bienes, de propiedades, ataques a la integridad sexual, violencia contra los niños, así como también la decisión de implantar el terror para el conjunto de la sociedad, de manera de actuar como inmovilizador y no resistencia a los planes de la dictadura”, manifestó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada